Irrenunciables 

¿Quiénes somos?

Las Constituyentes CDMX somos una red de mujeres feministas; una expresión plural, incluyente, apartidista y diversa del movimiento feminista que se propone incidir de manera efectiva en la elaboración de los contenidos y sentido de la Constitución de la CDMX y en el proceso de armonización de su marco jurídico, con visión crítica de género, respetuosas de las diferencias e intolerantes con las desigualdades. Buscamos impulsar un proceso participativo, plural, territorial, diverso y democrático, que promueva el pleno ejercicio de los derechos sustantivos de las mujeres de la Ciudad de México, para que sean reconocidos y garantizados en la Constitución de la Ciudad de México. 

Nuestra Visión es consolidar un movimiento social con una base feminista plural y diversa de actoras políticas que generen desde los territorios de las alcaldías, consejos ciudadanos de los pueblos, barrios y colonias; y espacios de toma de decisiones de la Ciudad de México una democracia paritaria, sustantiva, directa, participativa y popular; donde prevalezcan los intereses y derechos de las mujeres de todas las edades y circunstancias de la ciudad. 

Visibilizamos a la Ciudad de México como un espacio donde se garanticen los derechos constitucionales individuales y colectivos de las mujeres; en el cual las relaciones cotidianas interpersonales, económicas, políticas, sociales y culturales, así como los cuerpos y las instituciones estén por la despatriarcalización de la economía y la sociedad, la descolonización de la cultura y la desgenitalización de la política. 

De esta forma hemos asumido la Misión de promover y fortalecer la apropiación y ejercicio de los Derechos Humanos -sociales, políticos, económicos, ambientales y culturales- de las mujeres-niñas, jóvenas y mayores- de la Ciudad de México, a partir de una agenda programática respaldada por una fuerza social y política territorial-comunitaria legítima que permita la inclusión y garantía del ejercicio pleno de los derechos de las mujeres de todas las edades y circunstancias en la Constitución de la Ciudad de México desde las diferentes visiones feministas con base en los principios de igualdad sustantiva, sustentabilidad y democracia efectiva.

¿Por qué nacimos? 

La aprobación de la reforma política de la Ciudad de México y la consecuente conformación de una Asamblea Constituyente con 40 de los asambleístas por asignación directa y el resto por la vía de los partidos políticos y candidaturas independientes, es una propuesta que surge desde los grupos políticos en el poder cuya visión es conservadora, patriarcal y heteronormada, que obedece a un reacomodo de los poderes fácticos y antidemocráticos; alejada de la construcción social que en su momento movilizó al movimiento urbano-popular como respuesta al pasmo gubernamental federal y local ante las devastadoras consecuencias del terremoto de 1985; es una visión apartada de la vocación democrática de las fuerzas políticas y sociales que impulsaron el plebiscito en 1993 que proponía una constituyente y no sólo una reforma, y de los cambios que en 1997 impulsaron la democratización del la jefatura de gobierno; y por supuesto, lejos de los planteamientos ciudadanos, progresistas y feministas que se han construido y consolidado en las últimas dos décadas.

Las mujeres de la Ciudad de México, como parte de los movimientos y organizaciones urbano-populares, de los movimientos feministas, de las maestras, de las sindicalistas, de las comunidades eclesiales de base, de las estudiantes, de las jóvenas organizadas, entre muchas otras; en la calle, centros de trabajo, de reunión y en nuestros hogares, hemos sido edificadoras-fundadoras de nuevos escenarios en la vida política de esta ciudad, superando la marginación y la exclusión, al plantear con visión crítica y de avanzada, el reconocimiento, ejercicio y disfrute de derechos fundamentales para nosotras, hasta hace muy poco negados: el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos con la Interrupción Legal del Embarazo, el derecho al disfrute del placer erótico-sexual, el derecho a una vida libre de violencia, el derecho a la vivienda, el derecho al reconocimiento y valorización del trabajo no remunerado y de cuidados; la recuperación de espacios públicos; el reconocimiento de la personalidad jurídica de la identidad de género de las mujeres trans, las sociedades de convivencia, el matrimonio entre parejas del mismo sexo y la adopción. Revindicando nuestro derecho a la ciudad como actoras políticas.

Por ello, la primer Constitución de la Ciudad de México debe garantizar el pleno ejercicio de los derechos humanos de las mujeres en la Ciudad y no pueden ser excluidos de la letra y el espíritu constitucional.

¡No sin Nosotras!, Fue nuestro sentir y el 19 de febrero de 2016 estuvimos reunidas más de 400 feministas de la Ciudad, en el “1er. Encuentro de Mujeres de la CDMX rumbo a la constituyente paritaria: por una Constitución democrática, popular, ciudadana, diversa y feminista” en el que impulsamos colectivamente un proceso organizativo que busca incidir en que la nueva constitución se plantee desde una lógica democrática e incluyente, de carácter popular, con la participación ciudadana, desde una visión diversa y políticamente feminista, así como las reformas al marco jurídico que de ellas se deriven.

¡A partir de ello nos pronunciamos! 

Por una Asamblea Constituyente Feminista, incluyente, laica, pacifista y paritaria que garantice la igualdad, la no discriminación y el principio de progresividad de los derechos humanos. Que represente la multiculturalidad de nuestra Ciudad, la diversidad sexo–genérica, étnica, de condiciones físicas, de ideas y creencias que en ella existen. Una constituyente con una visión intergeneracional, sustentable, de universalidad y accesibilidad, bajo una ética de transparencia y rendición de cuentas que privilegie en todo momento la participación ciudadana. Por una Ciudad que incorpore una visión integral de lo que somos las personas, sus diversas identidades y las diversas formas de ser mujer.

Participar de manera efectiva en la construcción de una nueva Constitución y participar en todo el proceso constituyente para asegurar la integración y cumplimiento de los Tratados internacionales firmados por México como CEDAW, Belem do Pará, Plataforma de Acción de Beijing (+5, +10, +15) y todos los referentes a la igualdad sustantiva, la no discriminación y los derechos humanos, tanto en la elaboración de nuestra Constitución como en las leyes y reglamentos que de ella emanen. Por una Ciudad Igualitaria con derechos plenos.

Acompañaremos sorora, críticamente y desde nuestra posición autónoma, independiente y crítica a las candidatas por cualquiera de las vías hacia la Asamblea Constituyente, ya sea por designación, vía partidos políticos o independientes, siempre y cuando cuenten con una visión feminista del género y tengan un compromiso claro, probado y público con los derechos humanos de todas las mujeres. Por un movimiento integrado por personas comprometidas con la perspectiva de género y una ética consecuente.

Nos pronunciamos por que los Órganos de representación desde la Asamblea Constituyente, las Alcaldías y los Consejos de Ciudadanas y Ciudadanos, Órganos Administrativos y Judiciales se rijan por el principio de paridad vertical y horizontal, y proporcionalidad, buscando siempre que todas las opiniones y posturas diversas estén representadas subrayando el reconocimiento de los derechos de los pueblos originarios. Por una Ciudad plural, multicultural y equitativa.

Nos pronunciamos porque la nueva Constitución de la Ciudad de México, garantice legalmente -y de facto- el debido proceso y el respeto a los derechos fundamentales para el acceso a una justicia expedita, gratuita, autónoma y armonizada con los tratados y convenciones internacionales firmados por México en materia de derechos humanos de las mujeres. No puede hacerse una Carta de obligaciones y derechos que se pretendan democráticos, mientras mantengamos en las cárceles a mujeres que luchan por mejorar sus condiciones de vida o trabajo y que se pronuncian contra la discriminación, la opresión, la explotación e injusticias económicas que todas y todos padecemos. Por una Ciudad y un México sin presas y presos de consciencia. 

Denunciamos el riesgo que implica la sobre representación de la derecha, la ultraderecha y la izquierda conservadora en la Constituyente oficialista, contra los logros y avances de nuestros derechos humanos, imponiendo su visión misógina, patriarcal, heteronormada y capitalista que ha dado cuenta de casos de corrupción, impunidad y el encubrimiento de actos de trata y explotación sexual. Juicio y castigo a los culpables.

Por una vida libre de violencia sexual, de violencia política, de violencia comunitaria, de violencia económica, de violencia física y de violencia psicológica. ¡NI UN FEMINICIDIO MÁS, NOS QUEREMOS VIVAS!, Por una Ciudad libre de sexismo, machismo, misoginia, lesbofobia, bofobia y transfobia, que combata la impunidad y las violaciones a los derechos humanos de las mujeres.

Asimismo rechazamos la irresponsabilidad de autoridades cuando asumen posturas de omisión o de indiferencia que no ejercen justicia y no actúan conforme a derecho con medidas urgentes ante los casos de feminicidios, desapariciones forzadas, crímenes de odio por transfobia, lesbofobia y xenofobia. Por lo que denunciamos el incremento e impunidad de los crímenes por nuestra condición de género en la Ciudad de México. Por una Ciudad con gobierno y poderes consecuentes ante las violaciones a derechos por razón o condición de género.

Luchamos por una ciudad que garantice la libertad, la seguridad ciudadana y que ponga en el centro de sus políticas e instituciones la sostenibilidad de la vida digna de niñ@s, jóvenas, adultas y mayores. ¡Por una Ciudad para todas las mujeres!

El 13 y 14 de mayo nos reunimos de nuevo en el 2º Encuentro de Mujeres Hacia la Asamblea Constituyente Feminista en donde después de dos días de trabajo se reafirmó que nuestro propósito fundamental es la construcción colectiva de una agenda feminista con voces incluyentes para incidir en la Constitución. Para ello nos convocamos a la construcción alternativa de una Asamblea Constituyente Feminista conformada por la articulación en redes de grupos territoriales de las 16 delegaciones creativos e independientes que concuerden con nuestra agenda feminista. 

Nuestros Irrenunciables 

A partir de la deliberación del 1er y 2º Ecuentro y de cara al proceso Constituyente exigimos como piso mínimo nuestros IRRENUNCIABLES que complementan nuestros pronunciamientos políticos enunciados hasta ahora.
Principio de pro persona. Progresividad en derechos conquistados (ni un paso atrás en la Interrupción legal del embarazo, matrimonios entre personas del mismo sexo y el derecho a adoptar, por mencionar algunos), ampliación de derechos en función de los desafíos de próximas generaciones e innovación en aquellas áreas en donde todavía no hay avances sustantivos (como el derecho a cuidar a no cuidar y a ser cuidado con base en el criterio de sostenibilidad de la vida).

Garantías de una Ciudad con poderes laicos, civiles y democráticos.

Prevención, atención y seguimiento que garantice a todas las mujeres y sus diversas circunstancias una vida libre de violencias. (Erradicar las causas culturales de la discriminación y violencia que garantice el libre acceso del espacio público, comunitario, privado, laboral y político, estableciendo mecanismos de transformación de estereotipos culturales y acciones afirmativas para la real difusión y accesibilidad del derecho. La debida tipificación del feminicidio y otras formas de violencia como delito para su debida sanción al/los agresor/es u omisión a los funcionarios o personas que lo permiten. Declarar la Alerta de violencia de género como prevención elevándola a rango constitucional estableciendo mecanismos para su real efectividad).

Garantía de una educación laica, gratuita, incluyente e igualitaria en todo el sistema educativo de la Ciudad de México. Educación sexual a todos niveles eliminando estereotipos culturales discriminatorios.

Derecho a una vida digna: A través de garantizar el trabajo decente y de calidad, vivienda digna y seguridad social universal. Empoderamiento económico de las mujeres.

El derecho a ser cuidado/a, a cuidar con calidad humana y servicios integrales a menores de edad, personas con discapacidad, enfermas y mayores, así como facilitar el cuidar a personas con capacitación, etc… Reconocimiento y respaldo económico. Trabajo doméstico y de cuidados remunerado con reconocimiento de derechos laborales. 

Salud integral que respete el derecho a ser informadas para decidir con libertad y autodeterminación de los cuerpos y vidas de las mujeres; a la voluntad anticipada, cuidados paliativos, no ser sometida a experimentos médicos y científicos sin conocimiento. Garantizar la prevención y atención de las enfermedades típicas de las mujeres como el cáncer. Atender con calidad los embarazos y partos para combatir la violencia obstétrica y en su caso, sancionarla. 

Mecanismos institucionales y ciudadanos de transparencia y rendición de cuentas respecto al presupuesto etiquetado con PEG. Presupuestos transversales etiquetados que hagan efectivos los derechos de las mujeres.

Creación del Observatorio Ciudadano de Mujeres como órgano de contraloría social.

Justicia fiscal redistributiva que acorte la brecha de desigualdad entre la población.

Políticas públicas basadas en los principios de igualdad sustantiva y justicia social.

Garantía del derecho a un medio ambiente limpio y saludable y con una perspectiva metropolitana. Manejo sustentable y responsable de recursos naturales que impida la sobre explotación del suelo y el despojo del derecho al agua y su territorio por intereses económicos.

La autodeterminación de los pueblos y comunidades indígenas, derechos al reconocimiento de la identidad por auto adscripción y auto identificación.

La paridad sustantiva, horizontal y vertical, con igualdad de oportunidades en la representación popular, órganos administrativos y jurisdiccionales, así como otros mecanismos de potenciación de las mujeres como principio constitucional democrático.

Derecho a la cultura.

Derecho a la ciudad sostenible, sustentable y segura (Transporte limpio y seguro, espacios públicos para todas y todos, servicios públicos de calidad, ciudadanía participativa…)

Seguridad pública con un claro soporte a través de un paradigma de seguridad ciudadana en donde las mujeres seamos agentes activos y preoponderantes. Combate frontal contra la corrupción.

Libertad de expresión. Acceso y democratización de medios de comunicación, derecho de audiencias. Internet gratuito como servicio público.

Respeto irrestricto a los Derechos Humanos de las Mujeres.

Reconocimiento transversal de plenos derechos a todas las mujeres, de todas la edades y circunstancias que nazcan, vivan o transiten en la Ciudad de México (prioritariamente a las de pueblos y barrios originarios, la diversidad sexo genérica, las migrantes, en tránsito, reclusión, con discapacidad, menores de edad, de diversas etnias y razas).

PARA INCIDIR Y CONTINUAR ACORDAMOS:

Plan de acción rumbo a la Asamblea Constituyente Feminista
Entregar los resolutivos que recogen nuestra agenda y nuestros irrenunciables a las candidatas feministas como actoras clave en el proceso y al “grupo redactor”.

Dar continuidad en el seguimiento de armonización en la política pública, leyes reglamentarias y observación de su cumplimiento.

Conformar un equipo de observación.

Demandar un plebiscito o referéndum que legitime la constitución redactada. 

Desplegar en territorio el trabajo deliberativo hacia una Asamblea Constituyente Feminista y de mujeres de la Ciudad de México.

Promoción de una ética y cultura feminista que empodere a las mujeres en la participación y toma de decisiones desde lo personal a lo social, articulando redes que empoderen a las mujeres en red los esfuerzos territoriales.

Avanzar en un diagnóstico participativo feminista regional.

Vincularnos con diversos grupos y organizaciones de mujeres de la sociedad civil, académicas, activistas, funcionarias, representantes populares, las de asamblea constituyente oficial para el cumplimiento de nuestro propósito central sobre la constitución y su seguimiento.
Ni un paso atrás en nuestros derechos.

¡Por una Constitución Feminista, Democrática, Ciudadana, Diversa y Popular!

About lasconstituyentescdmxfeministas

Somos una expresión plural, incluyente y diversa del movimiento feminista que propone incidir de manera efectiva en la elaboración de los contenidos y sentido de la Constitución de la CDMX y en el proceso de armonización del marco jurídico de la misma, con visión crítica de género, respetuosa de las diferencias e irreverente con las desigualdades. Buscamos impulsar un proceso participativo, plural, territorial, diverso y democrático, que promueva el pleno ejercicio de los derechos sustantivos de las mujeres de la Ciudad de México, para que sean reconocidos y garantizados en la Constitución de la Ciudad de México.

1 Response

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s