22 de abril, Día de la Madre Tierra y el Ecofeminismo


El Día Internacional de la Tierra es como muchos de los conmemorativos que tenemos las mujeres, un día de reflexión, no de celebración.
El crimen de la destrucción y sobre explotación de la tierra, es comparativo a la violencia hacia las mujeres. Parece ser que hay una relación entre estas problemáticas, ¿será el patriarcado que toma todo como propio, como parte de lo que tiene que tomar, explotar y marcar territorio para encontrar beneficio propio?


¡En efecto!
La lucha por la propiedad, por la Tierra y por las mujeres viene de la misma historia de dominación que se convirtió después de la Revolución Industrial en producción para obtener ganancias a través del modelo capitalista y neoliberal, al costo que sea.
Desde el feminismo surge

“El Ecofeminismo”. En esta corriente como movimiento social se identifica a la lucha social de las mujeres por derechos, bienestar y justicia, con la misma demanda por contar con un medio ambiente adecuado para nuestro crecimiento y desarrollo.
La doctora en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid y Titular de Filosofía Moral y Política en la Universidad de Valladolid, Alicia Puleo, pensadora ecofeminista, explicó que “el objetivo más profundo de la filosofía ecofeminista es una redefinición del ser humano que implica una redefinición de los demás seres vivos para habitar más pacíficamente la Tierra”1

Las Constituyentes CDMX Feministas tenemos clara la lucha de nuestros derechos, desde nuestro eje temático sobre los DESCA (Derechos Sociales, Económicos, Culturales y Ambientales). Estamos convencidas que el papel de las mujeres y el feminismo en los cambios sociales que son necesarios para llegar a la utopía de la sustentabilidad y tenemos las herramientas para realizar los cambios de paradigmas y la historia de manejo de recursos que por régimen patriarcal se le ha otorgado sólo a unos cuantos siempre como moneda de cambio, siempre en total desapego a los derechos humanos y sin consciencia a futuro.
Las mujeres feministas tenemos la responsabilidad dentro de nuestro pensar, actuar y lucha continua a seguir exigiendo esos derechos y buscando formas nuevas de organización y actividad que permitan que nuestros suministros y consumo pueda dejar de dañar a la madre Tierra. Demostremos que si es posible.


En tiempos de pandemias y contingencias, como en otras crisis, aprovechemos para seguir siendo agentes de cambio liderando la conservación de recursos naturales, consumos locales naturales y compartiendo conocimiento.


1 https://www.efeverde.com/noticias/ecofeminismo-movimiento-mujer-cuidado-naturaleza/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *