LAS CONSTITUYENTES MX FEMINISTAS Un #LUSTROVIOLETA por el reconocimiento, respeto y ejercicio pleno de los derechos humanos de todas las mujeres

En el marco del 104 aniversario de la Constitución Política  Federal así como del 4º aniversario de la promulgación política de la Constitución Política de la Ciudad de México y en la antesala del proceso electoral más importante de la vida democrática del país, quienes conformamos la organización nacional política feminista y de izquiera Las Constituyentes Mx Feministas ratificamos el llamado que nos dió origen y que de manera vigente nos sigue convocando. 

¡Nunca más una constitución sin nosotras!

Hoy, conmemoramos 5 años de incidencia y participación política desde el feminismo, el movimiento político más progresista y revolucionario, vigente hasta nuestros días, el movimiento que todo lo cuestiona y todo lo transforma. 

Este primer lustro lo conmemoramos con las gafas violetas bien puestas, siendo estas las que nos permiten distinguir y dimensionar el tamaño y densidad de los desafíos para la consolidación del reconocimiento, respeto, garantía y ejercicio pleno de los derechos humanos de las mujeres y las niñas que habitamos y transitamos los territorios de este minado país, en un  contexto donde pandemia por COVID 19  que no solo ha evidenciado la fragilidad de la vida, sino ha puesto en relieve las verdaderas comorbilidades, la desigualdad, la injusticia social, la precarización de la vida y los cuerpos principalmente de las mujeres y las niñas, poniendo de manifiesto el alto grado de vulnerabilidad en el que las mujeres nos encontramos debido a la violencia estructural que se vio exponencialmente aumentada. Según datos  del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional  de  Seguridad  Pública,  durante el 2020, 3,723  mujeres  fueron asesinadas de las cuales solo  940  fueron clasificadas en carpetas de investigación  como presuntos    feminicidios  y 2,783 como homicidios  dolosos  de mujeres; los feminicidios no se terminan ni intentando borrarlos del código penal, ni mal clasificando los delitos, en un país donde asesinan a 11 mujeres todos los días por el hecho de ser mujeres, todas estamos en riesgo feminicida, todo tipo de violencia generada contra las mujeres  atenta contra nuestra la integridad, dignidad y contra nuestras vidas. 

Sin dejar de mencionar la cifra negra que la incompetencia de las instituciones traduce en desconfianza y por ende en la ausencia de denuncias, de ahí que la condición en sí ya grave de violencia contra las mujeres que tachan de falcedad y que las autoridades se niegan a reconocer multipliquemosla por la “N” potencia que representa la impunidad y  la militarización que promueve el Estado y con toda contundencia afirmemos que estamos ante una insostenible  Emergencia Nacional.

Exigimos a todas las instituciones del Estado mexicano que cumplan sus responsabilidades constitucionales y convencionales para garantizar y defender el derecho humano  de las mujeres a una vida libre de violencia y su protección. 

El decreto de austeridad emitido por la Presidencia de México, el 23 de abril de 2020, establece que son excepción de dicha política los programas relacionados a la defensa de los derechos humanos,  sin embargo durante los  meses  posteriores  se   realizaron recortes  presupuestarios focalizados  en las  Instituciones, Organismos y Programas  a cargo de la  protección  de  los  Derechos Humanos, la  atención a  víctimas, y  en particular  a  las  mujeres víctimas de   violencia.

Basta de austericidios, exigimos políticas públicas integrales que garanticen a todas las mujeres una mejor calidad y condición de vida, exigimos instituciones fuertes a la altura de la emergencia nacional que protejan y velen por nuestros derechos humanos, es inaplazable la necesidad de contar con presupuestos públicos que respondan a las necesidades de las mexicanas. 

La ginopia del Estado se traduce en la precarización de la vida, del tiempo y del cuerpo de las mujeres. Sobre los hombros de las mujeres recaen las más graves consecuencias y más crudos estragos de las distintas crisis que la pandemia ha agudizado. No Señor Presidente, Sra Secretaria de Educación, Sr Secretario de Salud, Gobernadores y Jefa de Gobierno ,las mujeres no somos una extensión de la SEP,  ni del IMSS o del INSABI, la crisis de cuidados de la cual no se quieren enterar, profundizó las desigualdades y consolidó la feminización de la pobreza y de la injusticia social. 

Hablar de cuidados y del uso del tiempo es hablar de derechos humanos, hablar del derecho al cuidado digno y al tiempo propio, es hablar de democracia, de justicia, de redistribución de la riqueza y de reconfigurar un nuevo contrato social, político y económico. Y sí las mujeres si queremos hablar de cuidados y hablar de tiempo y hablar muy claro, exigimos la aprobación de la reforma constitucional al artículo 4º por el reconocimiento del Derecho Humano al Cuidado Digno y al Tiempo Propio Ya! Exigimos el diseño, planeación y configuración de un Sistema Nacional Público de Cuidados desde un enfoque de derechos humanos y una perspectiva de género feminista, que se instrumente como politica pública integral. Nos negamos rotundamente a la pretensión de  disfrazar al “bienestar” de populismo clientelar, paliativo y asistencialista. 

Es urgente e inaplazable que los cuidados y el uso equitativo del tiempo estén al frente de las agendas políticas, legislativas y de gobierno en todas las entidades, en los congresos locales y en las agendas municipales.  

Requerimos de autoridades realmente comprometidas con la promoción, defensa, garantía, y protección de nuestros derechos humanos. Alto al intervencionismo de las iglesias en la vida pública y en las decisiones políticas de la nación, basta de la criminalización de los cuerpos de las mujeres. Los derechos no se consultan, los derechos se reconocen, se respetan y se garantizan. 

Aborto gratuito, seguro y legal ya, ayer fue Argentina, hoy Chile, mañana toda América Latina, que siga subiendo la marea y que nos inunde, será Ley! 

Requerimos y exigimos una democracia que lleve implícito como eje rector la laicidad y el respeto a los DDHH y a las libertades, que quede claro que las mujeres decidimos en nuestro cuerpo y decidiremos también en las urnas. 

Elevemos la ética política y la responsabilidad pública. No basta no robar, no mentir y no traicionar, si se es misógino, machista, agresor, acosador, violador, deudor de pensión alimenticia. Rompamos el pacto patriarcal que se gesta en las instituciones. Nadie que vulnere un derecho humano en lo privado o en lo público puede aspirar a ser legislador, ningún violador puede ser gobernador.

Que se escuche fuerte y lejos, las mujeres no estamos dispuestas a votar por deudores de pensión alimenticia, por agresores ni por violadores ni por los partidos cómplices que los postulan. Tan culpable es el toro, como quien lo hace candidato. Las reglas en la democracia han cambiado la paridad es un principio democrático constitucional, violencia política contra las mujeres es un delito y la 3 de 3 un requisito. 

Hoy, en la conmemoración de nuestro primer #Lustro Violeta y de cara al proceso electoral de junio de 2021, como militantes feministas y mujeres de izquierda ratificamos nuestra vocación democrática y hacemos un llamado al movimiento amplio de mujeres y al movimiento feminista en general para que desde la diversidad y la  pluralidad de ideas y pensamiento cerremos filas. Desde la unidad y determinación hagamos valer la verdadera fuerza política que representamos las mujeres, por más constituciones violeta y menos cartillas morales. 

Las Constituyentes MX Feministas 

¡Nunca más una constitución sin nosotras! 

5 de Febrero de 2021

Author

Las Constituyentes MX Feministas

Las Constituyentes Feministas somos una organización política feminista y abolicionista de izquierda; constituidas como una expresión plural, incluyente, apartidista y diversa del movimiento feminista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *